Otoplastía (Remodelación de Orejas)

La cirugía de orejas, u otoplastía, se practica usualmente para acomodar orejas prominentes más cerca de la cabeza o para reducir el tamaño de las orejas grandes.

Las orejas que aparecen demasiado salientes o son demasiado grandes pueden corregirse con la cirugía de orejas. Mayoritariamente, la operación se hace en niños entre cuatro y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a los cuatro años, y cuanto antes la cirugía, el niño tendrá que enfrentar menos las burlas y el ridículo. La cirugía de orejas en los adultos también es posible, y generalmente no hay riesgos adicionales asociados con la cirugía de orejas en pacientes más grandes.

Si usted está considerando la cirugía de orejas para usted o su hijo, esta información le dará una comprensión básica del procedimiento – cuándo puede ayudar, cómo se practica y qué resultados pueden esperarse. No puede responder todas sus preguntas, ya que todo depende de sus circunstancias individuales. Por favor, asegúrese de preguntarle a su doctor si hay algo que no comprende acerca del procedimiento.

Todas las cirugías conllevan cierta incertidumbre y riesgos
Cuando la otoplastía es realizada por un cirujano calificado y experimentado, las complicaciones son infrecuentes y usualmente menores. No obstante, como en cualquier operación, existen riesgos asociados con la cirugía y complicaciones específicas asociadas con este procedimiento. Un porcentaje pequeño de pacientes podrían desarrollar coágulos de sangre en la oreja. Esto podría disolverse naturalmente o puede drenarse con una aguja.

Ocasionalmente, los pacientes desarrollan una infección en el cartílago, que puede causar la formación de cicatrices. Estas infecciones se tratan usualmente con antibióticos, raramente la cirugía podría requerir el drenaje del área infectada.

Planeando la cirugía de otoplastía
La mayoría de los cirujanos recomiendan a los padres estar alertas acerca de los sentimientos de sus hijos con las orejas protuberantes; no insista en la otoplastía hasta que su hijo quiera el cambio. Los niños que se sienten incómodos con sus orejas y quieren la cirugía usualmente son más cooperativos durante el proceso y más felices con los resultados.

En el encuentro inicial, su cirujano evaluará la condición de las orejas de su hijo, o las suyas si está considerando la cirugía para usted, y recomendará la técnica más efectiva. El o ella también le darán instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía.

¿Dónde se realizará la cirugía de otoplastía?
La otoplastía usualmente se realiza como un procedimiento ambulatorio en un hospital, las instalaciones quirúrgicas del doctor, o en un centro quirúrgico independiente. Ocasionalmente su doctor podría recomendar que se haga el procedimiento con internación, en tal caso, usted puede planear quedarse una noche en el hospital.

Tipos de Anestesia
Si su niño es pequeño, su cirujano podría recomendar la anestesia general, de manera que el niño dormirá durante la operación. Para niños mayores o adultos, el cirujano podría preferir usar anestesia local, combinada con un sedante, de manera que usted o su hijo estarán despiertos pero relajados.

La cirugía de Orejas
La cirugía de orejas usualmente toma entre dos y tres horas, aunque los procedimientos complicados pueden llevar más tiempo. La técnica dependerá del problema.

Con una de las técnicas más comunes, el cirujano hace una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago. El o ella entonces esculpen el cartílago y lo acercan a la cabeza. Pueden usarse puntos no removibles para mantener la nueva forma. Ocasionalmente, el cirujano removerá una porción más grande de cartílago para brindar una apariencia más natural cuando la cirugía es completada.

Se hace una incisión en la parte posterior de la oreja para poder esculpir el cartílago o plegarlo. Se utilizan puntos para cerrar la incisión y ayudar a mantener la nueva forma.

Otra técnica incluye una incisión similar en la parte posterior de la oreja. Se remueve la piel y se usan puntos para plegar el cartílago sobre sí mismo para remodelar la oreja sin quitar cartílago.

La creación de un pliegue en el cartílago hace que la oreja quede más achatada contra la cabeza y se vea más normal.

En la mayoría de los casos, la cirugía de orejas dejará una tenue cicatriz detrás de la oreja que se hará casi imperceptible con el tiempo. Aún cuando sólo una oreja es protuberante, la cirugía plástica de orejas se practica usualmente en ambas orejas para un mejor balance.

Volviendo a la normalidad

Los adultos y niños usualmente están levantados unas horas después de la cirugía, aunque usted podría preferir pasar una noche en el hospital con un niño hasta que todos los efectos de la anestesia general desaparezcan.

La cabeza del paciente será envuelta en un vendaje inmediatamente después de la operación para promover el mejor modelado y cicatrización. Las orejas podrían latir o picar un poco por algunos días, pero esto puede aliviarse con medicación.

En algunos días el vendaje será reemplazado con un vendaje más liviano similar a una bincha. Asegúrese de seguir las instrucciones de su cirujano con la utilización de estas vendas, especialmente en la noche.

Los puntos usualmente se remueven, o se disuelven en aproximadamente una semana.

Debería evitarse cualquier actividad en la que la oreja puede ser doblada por mas o menos un mes. La mayoría de los adultos pueden volver a trabajar en alrededor de cinco días después de la cirugía. Loa niños pueden volver a la escuela después de siete días aproximadamente, si tienen cuidado en las actividades en el patio de juegos. Usted podría pedirle a la maestra de su hijo que cuide especialmente de él por algunas semanas.

Otros problemas en las orejas
Además de las orejas protuberantes, existen una variedad de problemas en las orejas que pueden ser corregidos con la cirugía de otoplastía. Estos incluyen: “oreja mocha”, cuando la punta parece doblarse hacia abajo y hacia delante, “oreja con forma de concha marina”, cuando faltan el borde exterior, los pliegues y marcas naturales. La cirugía de otoplastía también puede mejorar los lóbulos grandes o estirados, o aquellos con grandes líneas o arrugas. Los cirujanos pueden construir nuevas orejas para aquellos que han nacido sin ellas o que las han perdido en un accidente.

Sin embrago, algunas veces, la corrección puede dejar cicatrices que son peores que el problema original. Pregunte a su cirujano acerca de la efectividad de la cirugía en su caso particular.

Orejas de apariencia más natural
La mayoría de los pacientes, tanto jóvenes como mayores, están encantados con los resultados de su cirugía de otoplastía. Pero tenga en cuenta que el objetivo es una mejora, no la perfección. No espere que ambas orejas sean perfectamente iguales- las orejas perfectamente simétricas no son naturales. Si usted ha discutido el procedimiento y sus expectativas con su cirujano antes de la operación, las posibilidades son que usted quede contento con sus resultados.

botox  a4m  acs  euro  abos asaps logo asps logo top surgeon asaps logo