Cáncer de Piel

El cáncer de piel es la forma de cáncer más común en los Estados Unidos. Más de 500,000 nuevos casos se reportan cada año- y la incidencia está aumentando más rápido que cualquier otro tipo de cáncer. Mientras que los cánceres de piel pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo, cerca del 80% aparecen en el rostro, cabeza y cuello, donde pueden ser desfigurantes, como así también peligrosos.

El propósito de este folleto es educarlo en los diferentes tipos de cáncer de piel, sus causas, y las medidas preventivas que usted puede tomar; para ayudarlo a saber cuándo consultar a un doctor; y para explicarle el rol del cirujano plástico en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de piel y otras condiciones de la piel.

¿Quién puede tener cáncer de piel. y por qué?
La causa primaria del cáncer de piel es la radiación ultravioleta- más frecuentemente del sol, pero también de fuentes artificiales como lámparas solares y cabinas bronceadoras. De hecho, los investigadores creen que nuestra búsqueda del bronceado perfecto, un aumento en las actividades al aire libre, y quizás el adelgazamiento de la capa protectora de ozono están detrás de este aumento alarmante de los cánceres de piel que estamos viendo en la actualidad.

Cualquiera puede tener cáncer de piel, sin importar su tipo de piel, raza o edad, sin importar dónde vive o qué hace. Pero sus riesgos se incrementan si…

  • Si su piel es pálida y le salen pecas fácilmente.
  • Si tiene ojos y cabellos claros.
  • Tiene una cantidad grande de lunares, o lunares de tamaño o forma inusuales.
  • Tiene una historia familiar de cáncer de piel una historia personal de ampollas por quemadura de sol.
  • Usted pasa mucho tiempo trabajando o realizando actividades al aire libre.
  • Usted vive más cerca del ecuador, en la altura, o en cualquier lugar en el que el sol sea intenso durante todo el año.
  • Usted ha recibido tratamientos terapéuticos de radiación para el acné en la adolescencia

    Tipos de Cáncer de Piel
    Lejos, el tipo de cáncer de piel más común es el carcinoma de células basales. Afortunadamente, también es el tipo menos peligroso- tiende a crecer lentamente, y raramente se esparce más allá de su sitio originario. Aunque el carcinoma de células basales raramente amenaza la vida, si no se trata puede crecer más allá de la piel hacia los tejidos subyacentes y lo huesos, causando daños serios (particularmente si se localiza cerca de los ojos).

    El carcinoma de células escamosas es el siguiente tipo de cáncer de piel más común, que aparece frecuentemente en los labios, el rostro o las orejas. Algunas veces se desparrama a sitios distantes, incluyendo nódulos linfático y órganos internos. El carcinoma de células escamosas puede ser una amenaza para la vida si no se trata.

    Un tercer tipo de cáncer de piel, el melanoma maligno, es el menos común, pero su incidencia está creciendo rápidamente, especialmente en los estados que reciben más sol. El melanoma maligno es el tipo de cáncer de piel más peligroso. Si es descubierto tempranamente, puede ser totalmente curado. Sin embargo, no se trata con rapidez el melanoma maligno podría esparcirse por el cuerpo y frecuentemente es mortal.

    Otros tumores de la piel sobre los que usted debería saber
    Otros dos tipos comunes de tumores de la piel son los lunares y las queratosis.

    Los lunares son grupos de células cutáneas fuertemente pigmentadas, ya sea chatos o elevados sobre la superficie de la piel. Mientras que la mayoría no presentan ningún peligro, algunos –particularmente los lunares grandes presentes al nacimiento, o aquellos con colores moteados o bordes poco definidos- podrían desarrollarse en melanomas malignos. Los lunares frecuentemente se remueven por razones cosméticas, o porque se irritan constantemente con el roce de la ropa o los accesorios (lo cual algunas veces puede causar cambios pre cancerígenos).

    Las queratosis actínicas o solares son parches escamosos en la piel, ásperos, rojos o marrones. Usualmente se encuentran en áreas expuestas al sol, y algunas veces desarrollan cáncer de células escamosas.

    Reconociendo el cáncer de piel
    Los carcinomas de células basales o escamosas pueden variar ampliamente en su apariencia. El cáncer puede comenzar como un nódulo o protuberancia pequeño, blanca o rosa; puede ser liso y brillante, ceroso, o marcado en la superficie. O puede aparecer como una marca roja que es áspera, seca o escamosa… un bulto rojo firme que podría formar una costra… un grupo de nódulos… un herpes que sangra o que no cicatriza después de dos a cuatro semanas… una mancha blanca que se ve como tejido de cicatriz.

    El melanoma maligno es señalado usualmente por un cambio en la forma, tamaño o color de un lunar existente, o como un nuevo tumor en piel normal. Preste atención a los signos de alarma "ABCD" del melanoma: Asimetría – un tumor con mitades desiguales; Bordes irregulares: límites irregulares o poco claros; Color: una apariencia moteada, con sombras de bronceado, marrones y negras, algunas veces mezcladas con rojo, blanco o azul; Diámetro: un tumor con más de 6 milímetros de diámetro, o cualquier incremento inusual en el tamaño.

    Si todas estas variables suenan confusas, lo más importante que debe recordar es lo siguiente: conozca su piel y examínela regularmente, de su cabeza a sus pies. (No olvide su espalda) si nota cualquier cambio inusual en cualquier parte de su cuerpo, hágase ver por un doctor.

    Eligiendo un doctor
    Si usted está preocupado por el cáncer de piel, su médico familiar es un buen lugar para empezar. El o ella deberían examinar su piel en su chequeo anual y referirlo a un especialista si fuera necesario.

    Si usted nota un tumor inusual, consulte a un cirujano plástico o un dermatólogo. Ambos están capacitados para diagnosticar y tratar el cáncer de piel u otros tumores de la piel. Un cirujano plástico puede remover quirúrgicamente un tumor manteniendo la funcionalidad y ofreciendo la apariencia final más agradable –una consideración que podría ser especialmente importante si el cáncer está en una zona visible. Si se requiere un tratamiento diferente de la escisión quirúrgica, el cirujano plástico puede referirlo a un especialista apropiado.

    Diagnóstico y Tratamiento
    El cáncer de piel se diagnostica removiendo todo o parte del tumor y examinando sus células en el microscopio. Puede tratarse con varios métodos, dependiendo del tipo de cáncer, su etapa de crecimiento, y su localización en su cuerpo.

    La mayoría de los cánceres de piel se remueven quirúrgicamente, por un cirujano plástico o un dermatólogo. SI el cáncer es pequeño, el procedimiento puede hacerse rápida y fácilmente, en instalaciones ambulatorias o en la oficina del doctor, con anestesia local. El procedimiento puede ser una simple escisión, que usualmente deja una cicatriz fina y casi imperceptible. O se puede practicar un raspado y disecación. En este procedimiento el cáncer es raspado con corriente eléctrica para controlar el sangrado y matar cualquier célula cancerígena que pueda quedar. Esto deja una cicatriz blanca algo más grande. En cualquiera de los dos casos el riesgo de la cirugía es bajo.

    Sin embargo, si el cáncer es más grande, o si se ha esparcido a las glándulas linfáticas u otro lugar en el cuerpo, podría requerirse una cirugía mayor. Otros tratamientos posibles para el cáncer de piel incluyen la criocirugía (congelar las células cancerígenas), terapia de rayos (utilizando rayos x), quimioterapia tópica (drogas anti cáncer aplicadas en la piel), y la cirugía Moh's, un procedimiento especial en el cual el cáncer es rasurado de a una capa por vez. (Esta cirugía sólo la practican doctores especialmente entrenados y frecuentemente requieren procedimientos reconstructivos)

    Discutiendo sus opciones y preocupaciones
    Todos los tratamientos mencionados arriba, cuando se eligen cuidadosamente, tienen buenos índices de curación para la mayoría de los cánceres de células basales y células escamosas –y hasta para el melanoma maligno, si se trata bien temprano, antes de tener la oportunidad de esparcirse.

    Usted debería discutir estas opciones cuidadosamente con su doctor antes de empezar el tratamiento. Averigüe qué opciones están disponibles para usted… cuán efectivas son para su tipo particular de cáncer… los posibles riesgos y efectos colaterales… quien puede practicarlos mejor… y los resultados cosméticos y funcionales que puede esperar. Si tiene alguna duda respecto acerca de los resultados, busque una segunda opinión de un cirujano plástico antes de comenzar su tratamiento.

    Una palabra sobre la reconstrucción
    Las diferentes técnicas utilizadas para tratar los cánceres de piel pueden salvar la vida pero dejar al paciente con resultados no muy agradables cosmética y funcionalmente. Dependiendo de la ubicación y severidad del cáncer, las consecuencias pueden ir desde una pequeña cicatriz casi imperceptible a cambios permanentes en las estructuras del rostro como la nariz, orejas o labios.

    En esos casos, no importa quién practica el tratamiento inicial, el cirujano plástico puede ser una parte importante del equipo de tratamiento. Las técnicas reconstructivas – desde una simple revisión de cicatriz a una transferencia compleja de tejidos de algún otro lugar del cuerpo- frecuentemente pueden reparar los tejidos dañados, reconstruir partes del cuerpo, y restaurar a la mayoría de los pacientes a una apariencia aceptable y funcional.

    Previniendo la Recurrencia
    Después de que usted ha sido tratado por cáncer de piel, su doctor debería darle citas para un seguimiento regular para asegurarse de que el cáncer no ha recurrido.

    Sin embargo, su doctor no puede prevenir la recurrencia. Está en usted reducir sus riesgos cambiando viejos hábitos y desarrollando nuevos. (Estas medidas preventivas también se aplican para personas que no han sufrido de cáncer de piel.)

    Evite la exposición prolongada al sol, especialmente entre las 10 a.m. y las 2 p.m., y durante los meses de verano. Recuerde que los rayos ultravioletas pasan a través del agua y las nubes, y se reflejan en la arena y la nieve.

    Cuando usted sale por un período de tiempo extendido, use ropa protectora como sobreros y mangas largas.

    En cualquier parte expuesta de la piel, use pantalla solar con un factor de protección (SPF) de por lo menos 15. Reaplique frecuentemente, especialmente después de nadar o transpirar.

    Finalmente, examine su piel regularmente. Si encuentra algo sospechoso, consulte a un cirujano plástico o un dermatólogo lo antes posible.

    Una de las mejores maneras de prevenir la recurrencia del cáncer de piel es utilizar protección solar con un factor de protección de por lo menos 15, aunque una encuesta reciente del USA Today reportó que el 14% de la gente no usa ninguna protección solar. Aun en los meses de invierno es posible quemarse con el sol, por lo cual es importante usar pantalla solar en su rostro a diario.

    Cuidados Post Quirúrgicos
    La protección para el sol es esencial, aun si usted nunca ha tenido un episodio de cáncer de piel. La mejor manera de prevenir el daño provocado por el sol y el cáncer de piel es usar pantalla solar a diario. El Dr. Speron recomienda neaclear Liquid Oxygen Sun Block Protection, que utiliza el poder del oxígeno y las vitaminas para proteger y nutrir la piel.

    Neaclear Liquid Oxygen Sun Block Protection:

  • Previene el daño por exposición al sol y el incremento de las líneas finas en el rostro.
  • Protege contra los dañinos rayos UV que causan el cáncer de piel
  • Suaviza la piel para mantener los resultados post quirúrgicos.
  • botox  a4m  acs  euro  abos asaps logo asps logo top surgeon asaps logo