Ginecomastia - Corrección de los senos masculinos agrandados

Ginecomastia es un término médico que viene de las palabras griegas para decir “pechos como de mujer”. Esta condición raramente nombrada, de la cual se habla con poca frecuencia, es sin embargo bastante común. La ginecomastía afecta a un estimado del 40 al 60% de los hombres. Puede afectar a un pecho o ambos. Aunque ciertas drogas y problemas médicos han sido vinculados con el sobre desarrollo de los pechos masculinos, no existe una causa conocida en la vasta mayoría de los casos.

Para aquellos hombres que sienten acomplejados sobre su apariencia, la cirugía de reducción de senos puede ayudar. El procedimiento remueve grasa o tejido glandular de los pechos, resultando en un pecho más chato, firme y con mejor contorno.

Si usted está considerando la cirugía para corregir la ginecomastía, este folleto le dará una comprensión básica del procedimiento –cuando puede ayudar, cómo se practica, y qué resultados puede esperar. No puede responder todas sus preguntas, ya que mucho depende de sus circunstancias individuales. Por favor asegúrese de preguntarle a su doctor si hay algo acerca del procedimiento que usted no entiende.

Los mejores candidatos para la corrección de la ginecomastía
La cirugía para corregir los pechos masculinos agrandados puede realizarse en hombres saludables y emocionalmente estables de cualquier edad. Los mejores candidatos para la cirugía tienen piel firme y elástica que se adaptará a los nuevos contornos corporales.

La cirugía podría no ser recomendada para hombres obesos, o con sobrepeso que no han intentado corregir el problema con dieta o ejercicios primero. Individuos que beben bebidas alcohólicas en exceso o fuman marihuana tampoco son considerados buenos candidatos para la cirugía. Estas drogas, junto con esteroides anabólicos, podrían causar el agrandamiento de los pechos masculinos. Por esa razón, se indica a estos pacientes dejar de usar estas drogas para ver si disminuye el volumen de sus pechos antes de considerar a la cirugía como una opción.

Todas las cirugías conllevan cierta incertidumbre y riesgos
Cuando la cirugía de reducción de pechos masculinos es practicada por un cirujano plástico calificado, las complicaciones son infrecuentes y usualmente menores. No obstante, como en cualquier cirugía, hay riesgos. Estos incluyen infección, daños en la piel, exceso de sangrado, reacciones adversas a la anestesia, y pérdida o acumulación excesiva de fluidos. El procedimiento podría también resultar en cicatrices notorias, cambios permanentes en la pigmentación en el área del pecho, o pechos o pezones ligeramente diferentes. Si la asimetría es significativa, puede practicarse un segundo procedimiento para remover el tejido adicional.

Los efectos temporarios de la reducción de pechos masculinos incluyen la pérdida de sensibilidad o adormecimiento, que podría durar hasta un año.

Planeando su cirugía
La consulta inicial con su cirujano es muy importante. Su cirujano necesitará su historia médica completa, así que chequee sus records con anticipación y esté listo para brindar esta información. Primero, su cirujano examinará sus pechos y revisará las causas de la ginecomastía, como problemas en la función del hígado, el uso de medicamentos que contienen estrógenos, o esteroides anabólicos. Si se sospecha de un problema médico, usted será referido al especialista apropiado.

En casos extremos, su cirujano plástico podría recomendarle también un mamograma, o rayos x de los pechos. Esto no solo descartará la muy pequeña posibilidad de un cáncer, sino que revelará la composición de los senos. Una vez que  su cirujano sepa cuanta grasa y tejido glandular hay en sus pechos, podrá elegir el enfoque más apropiado para sus necesidades.

No dude en preguntar a su cirujano sobre cualquier duda que tenga durante la consulta inicial –incluyendo sus preocupaciones sobre el tratamiento recomendado lo los costos involucrados. El tratamiento de la ginecomastia podría ser cubierto por el seguro médico –pero las pólizas varían mucho según el caso y la compañía. Revise su póliza o llame a su agente para asegurarse. Si usted está cubierto, asegúrese de conseguir una pre autorización por escrito para el tratamiento recomendado por su cirujano.

Preparándose para su cirugía
Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para el tratamiento de la ginecomastía, incluyendo una guía sobre las comidas, las bebidas y las vitaminas y medicaciones que puede o no consumir.

Los fumadores deben planear dejar de fumar por un mínimo de una o dos semanas antes de la cirugía y durante la recuperación. El cigarrillo disminuye la circulación e interfiere con la cicatrización. Es esencial que usted siga todas las indicaciones de su cirujano.

Dónde se practicará su cirugía
El tratamiento de la ginecomastía se realiza con mayor frecuencia como un procedimiento ambulatorio, pero en casos extremos, o en aquellos en que existe una preocupación por una condición médica, podría recomendarse pasar una noche en el hospital. El tratamiento de la ginecomastía en sí usualmente lleva alrededor de una hora y media para completarse. Sin embargo, los procedimientos más extensos podrían durar más.

Tipo de Anestesia
El tratamiento de la ginecomastía puede realizarse bajo anestesia general o, en algunos casos, bajo anestesia local con sedantes. Usted estará despierto pero relajado y no sentirá dolor. Las correcciones más extensas se practican bajo anestesia general, lo que permite que el paciente duerma durante toda la operación. Su cirujano discutirá con usted cuál opción le recomienda, y por qué.

La cirugía
Si la causa principal del agrandamiento de los senos es el exceso de tejido glandular, éste será escisado, o cortado con un bisturí. Esto puede realizarse en conjunción con una liposucción. En un procedimiento típico, se hace una incisión en una ubicación escondida –o en el borde de la areola o debajo del brazo. Trabajando a través de la incisión, el cirujano corta el exceso de tejido glandular, grasa y piel alrededor de la areola y de los costados y la parte inferior del pecho. Las reducciones mayores involucran la remoción de cantidades significativas de tejidos y piel, y podrían requerir incisiones más grandes con cicatrices más notorias. Si se usa la liposucción para remover la grasa, la cánula se inserta usualmente a través de las incisiones existentes.

Si su ginecomastía consiste fundamentalmente en el exceso de tejido adiposo, su cirujano seguramente usará la liposucción para remover el exceso de grasa. Se hace una pequeña incisión, de menos de media pulgada de largo, alrededor del borde de la areola –la piel oscura que rodea el pezón- O la incisión puede ubicarse en el área debajo del brazo. Un tubo delgado y hueco llamado cánula se conecta a una bomba aspiradora, y luego se inserta en la incisión. Con movimientos fuertes el cirujano mueve la cánula a través de las capas debajo de la piel, rompiendo la grasa y succionándola hacia fuera. Los pacientes pueden sentir una vibración o alguna fricción durante el procedimiento, pero generalmente no sienten dolor.

En casos extremos en los que se han removido grandes cantidades de grasa o tejido glandular, la piel podría no ajustarse bien al nuevo contorno del pecho más pequeño. En estos casos, el exceso de piel podría ser removido para permitir que la piel se ajuste al nuevo contorno.

Algunas veces, se inserta un pequeño drenaje a través de una incisión separada para drenar el exceso de fluidos. Una vez cerradas las incisiones se cubren con vendajes. Se podría envolver el pecho para mantener la piel firmemente en su lugar.

Después de su cirugía
Ya sea que se haya utilizado un bisturí o la liposucción, usted sentirá algunas molestias por unos días después de la cirugía. Sin embargo éstas pueden ser controladas con medicación prescripta por su cirujano. En cualquier caso, usted debería arreglar con alguien para que lo lleve a su casa después de la cirugía y lo ayude por uno o dos días si lo necesita.

Usted estará inflamado y con moretones por algún tiempo- de hecho, usted se podría preguntar si se ha producido alguna mejora. Para ayudar a reducir la inflamación, probablemente se le instruirá para que use una venda o faja elástica continuamente por una o dos semanas, y por algunas semanas más durante la noche. Aunque la peor parte de la inflamación se disipará durante las primeras semanas, podrían pasar tres meses o más hasta que los resultados finales de su cirugía sean aparentes.

Mientras es importante comenzar a volver a la normalidad. Se le recomendará que comience a caminar el día de la cirugía, y puede volver a trabajar si se siente lo suficientemente bien –lo que podría ser tan pronto como un día o dos después de la operación. Los puntos serán removidos en una o dos semanas después de la operación.

Su cirujano podría aconsejarle evitar la actividad sexual por una semana o dos, los ejercicios pesados por unas tres semanas. Se le dirá que se mantenga alejado de cualquier deporte o trabajo con riesgos de golpes en el área del pecho por lo menos cuatro semanas. En general, pasará alrededor de un mes antes de que usted vuelva completamente a todas sus actividades normales.

También debería evitar exponer las cicatrices resultantes al sol por lo menos por seis meses. La luz del sol puede afectar permanentemente la pigmentación de la piel, causando que se torne oscura. Si no puede evitar la exposición al sol, utilice un bloqueador solar fuerte.

botox  a4m  acs  euro  abos asaps logo asps logo top surgeon asaps logo